One Little Word 2017

lunes, 23 de enero de 2017

¡Buenas tardes de lunes!

¡Estoy de vuelta! 

Conseguí tener un buen ritmo de publicación hasta que tuve una semana TONTA, tonta. De esas que piensas "a ver, ¿realmente me tiene que pasar todo en la misma semana?". Y dejé de publicar. Y dejé de lado muchas cosas "extra". De hecho, tengo hasta fotos de diferentes proyectos que os quería enseñar y que se han quedado en el tintero. Hasta hoy. 

Desde finales de 2010 ya no uso "mi lista de propósitos de año nuevo" porque luego no se cumplen y decidí seguir a Ali Edwards. Podéis leer aquí su entrada donde lo explica todo y nos anima a seguir las clases para llevar a cabo la idea. Sino, podéis hacer como yo que me quedo como con "la mitad del trabajo", es decir, elijo una palabra que resuma lo que espero de mi año y actúo siguiendo esa idea.

Ya llevo elegidas IMPROVE (2011), ENJOY (2012), SMILE (2013), MOMENT (2014), FEEL (2015) y FOCUS (2016). Para seguir esa inspiración, tengo varias carpetas en pinterest donde voy guardando las imágenes que me inspiran.

(en 2016, con esto de ser madre primeriza y pasarme todo el inicio del año pegada a Marcos, poco hice... Ni entrada en el blog, ni carpeta en pinterest...). 

Y así llego al motivo de la entrada de hoy: mi palabra para 2017. 


Sí. SHINE. BRILLAR. Creo que es el año que más me ha costado encontrar la palabra porque me salían otras opciones pero, al haberlas cogido otros años, yo quería una nueva. Y un día, en la última semana del año, me vino la palabra y creo que es la adecuada para este nuevo año. 

Este año me he propuesto dedicarme tiempo a mí. Algo que todavía no he podido tener pero solo han pasado 23 días de 2017, así que tengo que ir cambiándolo. Quiero terminar mis proyectos de scrap, quiero empezar otros nuevos, quiero seguir usando la máquina de coser ahora que ya sé usarla (sí, sí... entre las últimas entradas y ahora, ya sé usarla), quiero leer más libros, quiero seguir haciendo ganchillo... Quiero más masajes en la espalda, quiero jugar con Marcos y su papi, quiero que nos vayamos de escapadas de fin de semana o de semanas enteras (jajaja)...
Y sí, quiero disfrutar de esos momentos y BRILLAR con una gran sonrisa al lado de la gente que realmente merece la pena. Esas personas que me hacen sonreír y por las que todo vale la pena. 

Gracias por leerme y por seguir pasando por aquí a pesar del parón. ¡Muchas gracias!

Y ya que estáis por aquí, ¿os animáis a pensar una palabra para este 2017 que acabamos de empezar? :)

Sushi, sushi... ¡Sushi time!

lunes, 10 de octubre de 2016

¡Buenas tardes de lunes!

El mes pasado, a estas alturas, estaba casi casi a punto de celebrar mi cumpleaños. Uno de los regalos que recibí fue esto...


Sí, sí, ¡una huevera!

Bueno, más bien un taller de cocina. Sushi. Os podéis imaginar mi cara cuando abrí la huevera y vi esa carita, ¿verdad? jajaja. Consiguieron que me sorprendiera y no me esperara nada. 

Probé el sushi hace como cuatro meses y desde entonces como casi todas las semanas, jajaja. Es tal mi "obsesión" que mis padres me han regalado un curso de sushi y mi hermano y mi cuñada un conjunto de platos y palillos para ponerlo bonito en casa.

El taller de sushi era en Nutt Consejo Nutricional, en Valencia. Se trata de un equipo de nutricionistas que combinan sus sesiones de nutrición personalizadas con talleres de cocina. El piso está lleno de habitaciones y. al fondo, una cocina con isla y una bonita luz.


El taller combina sushi (makis y california) y gyozas. Al llegar allí ya estaba el arroz casi casi listo esperándonos para empezar con el sushi. Mientras Ana (nuestra profe) nos fue explicando el valor nutricional de los ingredientes que íbamos a usar y donde poder comprarlos.


Antes de ponernos con el sushi, dejamos listo el relleno de las gyozas. Yo nunca las había probado porque en su relleno siempre lleva cebolla y yo tengo intolerancia. Así que aquí tuve mi oportunidad porque Ana reservó un pequeño bowl con carne para que yo pudiera probarlas :) Carne, col, jengibre, aceite de sésamo y ¡a la nevera!


Luego os enseño como acaba esta bolita de carne.

Ahora sí, ¡sushi time! Ana fue explicando como hacer un maki y un california mientras lo iba haciendo para que pudiéramos repetirlo nosotros después.

Alga nori sobre la esterilla...


Arroz sobre el alga...


Ponemos el relleno del maki (en la foto, pepino y palitos de cangrejo)...


Y lo mismo con el california pero aquí el arroz va por fuera y el relleno entre el arroz y el alga... ¡Enrollamos!


A la profe le quedó muy bonito. Sin duda, tener un cuchillo que corte bien es algo imprescindible para no destrozar el alga o el arroz.


El sushi va acompañado con salsa de soja y salsa de chiles dulces.


Ahora toca sacar la carne de las gyozas y ponernos a hacer las "empanadillas": la oblea a la mano, la mezcla de la carne sobre ella y a doblar.


Pues para ser la primera vez se quedaron cerradas y bonitas.


Las hicimos al vapor en la sartén pero la próxima vez quiero probarlas al horno a ver que tal se quedan...


Bueno, bueno, ¿y queréis ver como quedó mi maki de salmón y aguacate?
Nada mal, ¿verdad? Me quedé muy contenta con lo que hice y con ganas de ponerme a hacer sushi en casa pronto. Ahora solo falta comprar los ingredientes y coger el punto perfecto al arroz.

Al acabar, llenamos la mesa de sushi y gyozas y pasamos un rato muy agradable comiendo y hablando de sitios de comidas por descubrir en Valencia.


¡A ver si pronto puedo hacer otro taller! Me lo pasé muy bien, pasas un rato diferente al día a día y, además, aprendes cosas nuevas.


¿Alguien más con ganas de aprender cosas nuevas? Pronto empiezo con otro de mis propósitos de este año... ¡Te lo cuento la semana que viene! ;)

¡Muchas gracias por los comentarios y las visitas!